Con vistas a ti

Has vuelto.

A tocar la puerta. Como siempre, sin atreverte a entrar.

 A hacer grietas en las paredes y ahora no dejas de gotear entre horas.

A joder al tiempo que estaba esforzándose en su tarea de curar.

Supongo que (yo) te pillaba de paso, que no venías en mi dirección. Solo querías comprobar si la esperanza que dejaste seguía en su sitio.

Siento decir(me) que si. La esperanza y las ganas siguen intactas. Y que todas mis puertas son con vistas a ti.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s