Cuestión de perspectiva

Nadie sabe los charcos que deja una tormenta hasta que la lluvia para, ni lo bueno que fueron tiempo después para que crecieran flores dónde estaba seco. Nadie sabe las hojas que pierden los árboles hasta que llega el invierno, ni lo bonitos que se visten luego cuando florecen en la siguiente estación.

Nunca sabes los arañazos con los que vas a acabar hasta que no firmas la tregua, ni lo mal que has estado durmiendo hasta que te despiertas acompañada y sigues soñando. No te das cuenta que has estado gritando a oídos sordos hasta que, aún en silencio, te siguen escuchando durante horas.

Necesitamos ver las cosas desde lejos; primero porque lo malo no te hace tanto daño y lo bueno se convierte en mejor, y segundo, porque desde lejos sólo alcanzas a verte a ti mismo, y créeme, nunca verás nada más valioso que eso. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s