A tu compás

Nos pasamos la mitad de nuestra vida persiguiendo a lo que creemos que la completa, creemos, tan ciegamente que no barajamos la posibilidad de que estamos perdiendo vida por alguien que sólo baila al ritmo de la suya.

Y si dos pies no van al compás te acabas tropezando una y otra vez, no importan las ganas que tengas de bailar. Ese es nuestro problema, nos esforzamos en conseguir a la mejor pareja de baile porque hemos soñado que la música sólo suena si bailamos al compás de otra vida.

La música seguirá sonando al ritmo que tus pies marquen. Porque la mejor pareja de baile que tendrás serás tú.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s