Magia

Te han sobrado 59 segundos de función, porque desde el primer segundo ya me tenías colgando de lo que hacían tus manos. Sobraba el público, porque desde que apareciste en escena sólo era ruido. Dejándome llevar con los ojos cerrados por el rastro que dejaba el roce de tus dedos, en un pestañeo tus labios fueron los que (me) hicieron magia.

Me quedo con tu truco,

tu boca me deja la sonrisa,

y mi corazón aplaude hasta que se apagan las luces.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s